Quiénes Somos

naranjas salud

Quiénes Somos

Me llamo José María González Cano. Soy médico del Hospital General de Castellón y especialista en Digestivo y Nutrición. Mis ratos libres los dedico al cuidado de mis naranjos.

La conjunción de estas dos actividades han cristalizado en esta iniciativa que, de forma muy simple, consiste en que usted pueda comprar naranjas y mandarinas de la máxima calidad, procedentes de la huerta valenciana, naturalmente sin aditivos, sin conservantes, sin cadena de frío  y puestas en su mesa tras 24 horas de ser recolectadas.

Puede afirmarse sin ninguna exageración que la naranja es una “fruta medicamento” y que su consumo diario es la mejor estrategia de salud a corto, medio y largo plazo.
En todos los hospitales del mundo estamos observando un gran incremento de la patología digestiva (cáncer de colon, diverticulitis grave, colitis ulcerosa, estreñimiento, etc.), patología cardiovascular (arteriosclerosis, infartos de miocardio, etc.) y enfermedades degenerativas.

Con el nacimiento de la bioquímica moderna se ha establecido una relación directa entre el consumo de naranjas y mandarinas (enorme cantidad de antioxidantes y la fibra soluble denominada peptina) con la prevencion de las patologías arriba reseñadas.

El consumo de dos naranjas o mandarinas todos los días es….

“La mejor estrategia de Salud”

Donde Estamos

La Roca de la Seda es una finca familiar ubicada en la comarca de la Plana Alta de Castellón, a escasos dos kilómetros  del mar Mediterráneo. Zona ideal para el cultivo de mandarinas.

La finca Roca de la Seda está situada dentro del término municipal de Benicasim, municipio de la Comunidad Valenciana (España). Se trata de una población con gran tradición agrícola y que basa su economía principalmente en el turismo y en el cultivo de naranjas.

mapa naranjas

Nuestro huerto, gracias a su gran luminosidad y horas de sol al año, junto al clima templado que proporciona la proximidad al mar Mediterráneo, es única para la producción de las mejores mandarinas del mundo.

La Roca de la Seda está protegida del viento del Norte por una cadena montañosa y debido a su posicion geografica y orografica recibe el nombre de “carasol”, que siginifica que esta siendo irradiada por los rayos del sol durante casi todo el día. Eso condiciona la precocidad y calidad de las naranjas, que junto a la proximidad del mar Mediterraneo contribuyen a que nuestras mandarinas puedan considerarse auténticos manjares.