Mandarinas Hernandina

MANDARINAS HERNANDINA

Esta variedad de mandarinas procede de una mutación espontánea de Clementina.

El mandarino es vigoroso con ramas y brotes muy rectos. Color de madera más bien oscuro, siendo bastante productivo.

La mandarina es de forma y tamaño similar a la clementina fina pero con la piel granulosa. Suele ser de tamaño pequeño. La mandarina tiene un color rojo intenso, muy jugosa, dulce, fácil de pelar y sin semillas.

La mandarina tiene una maduración interna, es decir, el fruto está con su grado de madurez, mientras que la piel todavía está verde.
Si se mantiene mucho tiempo en el árbol pierde un poco de zumo y acidez produciendo un poco de bufado.